miércoles, 8 de agosto de 2007

Machupicchu "no es un parque de diversiones"

SE OPONEN A CONSTRUCCIÓN DE TELEFÉRICO EN MACHU PICCHU PORQUE "NO ES UN PARQUE DE DIVERSIONES"
Historiadora Mariana Mould sostiene que atentaría contra unidad armónica de santuario inca.

La historiadora Mariana Mould de Pease, expresó su rechazo al proyecto de construcción de un teleférico en la ciudadela inca de Machu Picchu porque constituiría una contaminación visual y atentaría contra la unidad del complejo arquitectónico con su entorno natural. "Machu Picchu no es un parque de diversiones", enfatizó tras indicar que desde el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori, hace unos siete años, solamente se considera el aspecto económico de las ruinas sin ver otras dimensiones para el Perú mismo.

Sostuvo que le parece gravísimo que se promueva la construcción de un teleférico. "En el año 1997 fue un proyecto fujimontesinista rechazado por la sociedad internacional", recordó. El mes pasado la titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Mercedes Aráoz, manifestó que una de las políticas para preservar Machu Picchu, será el control del flujo de entrada de los turistas y la instalación de miradores teleféricos en coordinación con la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Unesco. Señaló que su portafolio evalúa diversas iniciativas propuestas por el sector privado, como la instalación de miradores teleféricos en lugares estratégicos, y nuevas modalidades de circuitos turísticos y el reordenamiento de éstos. Mould, viuda del reconocido y extinto historiador Franklin Pease, indicó que el último informe de la Unesco señala que hay inestabilidad geológica en el suelo de Machu Picchu.

"Los estudios geológicos han demostrado que Machu Picchu está en una ladera inestable, porque no estaba preparada para recibir 2 mil 500 personas y que ahora quieren duplicar (la afluencia de turistas)", argumentó. Por ello, demandó que la visita sea limitada y que se necesita una gran capacidad de administración."Machu Picchu no fue hecha para que brincaran cinco mil o seis mil personas a toda hora, los estudios demográficos demuestran que en un determinado momento no ha habido más de 500 a 600 personas en la ciudadela inca al mismo tiempo", subrayó. "El problema es que ahora lo están magnificando como un producto turístico, como que yo pueda vender papas fritas o autos (…) quieren abrirle varias entradas", agregó.

Respecto al orden en la afluencia de visitantes, Mould citó como ejemplo a Disneylandia, que cuenta con una gran afluencia de público, pero tiene una sola entrada. La gran diferencia es que Machu Picchu no es un parque de diversiones, insistió. Por ello exhortó a las autoridades peruanas a seguir las recomendaciones de la Unesco para que trabajen en forma conjunta, luego de rechazar la idea que la ciudadela inca cuente con una autoridad autónoma.

"Mi plan es que hagamos caso a la Unesco", anotó. En otro momento, la historiadora denunció que en Machu Picchu hay una falta de igualdad de oportunidades. "La recuperación de Machu Picchu se basa en buscar la prosperidad para todos, no solamente para determinado sector", enfatizó.

Asimismo señaló que se dan casos de discriminación en el servicio de transportes de pasajeros por tren a la ciudadela contra los peruanos. Citó como ejemplo a una ciudadana belga con su acompañante, amistades de la historiadora, que viajaron a Machu Picchu en el servicio de lujo Hiram Bingham y luego al retornar a Cusco intercambiaron asientos con pasajeros del tren de servicio nacional, lo que causó gran malestar a los funcionarios del servicio de trenes.

"Es importantísimo que recuperemos la noción de que Machu Picchu es representativo de la población andina, que nos guste o no, hay que decirlo, es la más pobre del Perú", manifestó. "Machu Picchu es una evidencia de que en el Perú prehispánico se hicieron obras de trascendencia mundial de siglos y siglos, que generaron prosperidad para la población prehispánica porque había un pacto social, la gente se entendía una con otra", resaltó Mould.

Proyecto personal: La historiadora señala que su proyecto personal es crear un centro de referencia y documentación sobre Machu Picchu, declarado Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la Unesco en 1983 y recientemente una de las siete maravillas del mundo.

Asimismo, anunció que el archivo personal y la biblioteca de su extinto esposo, el historiador Franklin Pease formará parte del legado de la Biblioteca Nacional. Agradeció a su actual director, Hugo Neira, por continuar con lo gestionado en el régimen anterior.

fuente: http://www.andina.com.pe/NoticiaDetalle.aspx?id=136455

Chirapaq - Centro de Documentaciónhttp://www.chirapaq.org.pe/htm/cendocset.htm