martes, 22 de enero de 2008

Carta de la Chepa al pueblo Mapuche

Angol: 12 de Enero-2008
A mi querido pueblo, a cada weichafe, a cada lamieng, a cada hombre, mujer y niño que busca construir una sociedad más justa y solidaria.
Quiero expresarles todo mi reconocimiento y lealtad desde esta humilde bandera, desteñida por los días a los cuales la han sometido a una tortura silenciosa e inhumana. Muchos se preguntarán como es que puedo escribir y hablar desde esta posición. La rebeldía y la convicción de lo que hemos luchado y luchamos es, “absolutamente legitima” ¿de qué se nos puede acusar y criminalizar?, si solo nos hemos resistido al ataque invasor de aquellos que nos roban todos nuestros recursos naturales, toda la tierra, la dignidad, que nos reprimen, encarcelan, asesinan y explotan sin piedad.
¿Acaso este Estado se ha olvidado de la historia? Se ha olvidado de la sangre que ha derramado en nuestra tierra, se ha olvidado del despojo sistemático y de cómo con su arrogancia y orgullo nos ha reducido a una expresión cultural que lucha por su existencia, no reconociéndoles los derechos que tienen y siempre hemos tenido, como dueños ancestrales de su territorio, que era de todos, que pertenecía a todos y que todos vivían de el. De eso escribo desde ese newen hablo, de ése que me hace luchar día a día… desde aquello que históricamente es justo y que daría justicia no solo a mi pueblo, sino a todos los pueblos, a toda la gente.
Quiero desde esta bandera desteñida hablarle a todos, a aquellos que buscan lo mismo que yo…llamo a no rendirse después de mañana…porque cuando las cámaras y la prensa se van y quedamos solo defendiendo… ese día después de mañana, es que necesita de nuestra total coherencia y resistencia…porque vuelve el enemigo en silencio, y te encadena nuevamente con mayor ferocidad, para que nunca más puedas levantarte.
El día después de mañana… seguiremos luchando seguiremos manteniendo este aliento y este newen que viene de todos los que creemos que todo debe cambiar, para el bien de todos.
Por eso hermanos, no creamos en las palabras de este gobierno concertacionista, porque son ellos mismos los que han provocado todo este daño, toda esta muerte, toda esta injusticia.
No debemos creer en aquellos que tienen una memoria tan frágil, que se olvidan de sus palabras, debemos apuntar a fiscalizar las acciones y politicas que emprende en favor de tierras y libertad para nosotros, no creamos en buenas intenciones, sino que estas se traduzcan en acciones y el tiempo dirá si se puede recobrar un poco la confianza.
No creamos en ratificaciones del Convenio 169 con un articulo de interpretación, para que a través de ello se limpie la imagen… la imagen de un gobierno, indolente, inhumano, racista, explotador y que protege a todos los ricos, que nos despojan día a día de la fuerza de la tierra.
Newen a todo el pueblo mapuche de océano a océano, Newen hermanos del Puelmapu, Newen hermanos del Gulumapu… Unidos triunfaremos contra los opresores, Newen Pueblos de América, Newen mujeres y hombres de la tierra.
Hermanos dejemos de lado nuestros protagonismos para defender a nuestra madre tierra y todo lo que ella parió.
Con toda nuestra fuerza defendámonos contra el opresor y explotador, donde tocan a uno, nos tocan a todos.
Mucha fuerza y ánimo en esta dura tarea, mucha lealtad y transparencia, que cada palabra sea defendida con la sangre.
¡¡¡ A recuperar la tierra y libertad !!!
¡¡¡ Fuera del territorio todos los que violentan y explotan a nuestra madre !!!